DERMOTRICOLOGÍA


La Dermotricología cuida la salud del cabello y estudia las numerosas alteraciones que lo afectan. Se realiza un diagnóstico capilar que consiste en un análisis digitalizado y rápido a través de una microcámara, cuyo fin es el de poder tratar las alteraciones del mismo, sin necesidad de realizar molestas extracciones.

Los tratamientos que se ofrecen posibilitan la curación o alivio de las irregularidades o disyunciones tanto en el cabello como en el cuero cabelludo, así como en la corrección de los posibles agentes implicados en su crecimiento, nutrición y normal mantenimiento, para evitar sufrir distintos problemas como caspa, dermatitis, psoriasis, foliculitis, alopecia androgénica, tricotilomanía, alopecia areata, etcétera.